Tipos de Inspección y Cámaras no invasivas

A la hora de comprobar el estado de las tuberías de nuestros clientes en Sevilla siempre disponemos de las mejores herramientas, con el fin de proporcionar así un servicio de calidad a todos ellos.

Evidentemente, no podemos hacer todas las inspecciones técnicas de tuberías del mismo modo, porque son infinidad los factores que influyen a la hora de trabajar. Aquí por ejemplo, os hablamos del tipo de cámaras existentes en función de la accesibilidad de la zona a tratar y las cámaras que utilizamos cuando no es posible introducir un robot autónomo en las tuberías.

Inspección de Tuberías con Cámaras

Las inspecciones visuales periódicas son importantes para establecer un completo conocimiento del nivel de deterioro del alcantarillado. Para efectuar la misma, existen tres alternativas en función de la accesibilidad de la zona a examinar:

  • Visualización directa

El tamaño de la conducción, por ejemplo, en grandes colectores, posibilita la observación directa e “in situ” del operario encargado de la tarea.

  • Visualización indirecta

Mediante cámaras de inspección de tuberías de acción manual.

  • Visualización indirecta a través de cámaras de CCTV de control telemática instaladas en un robot

Se utilizan en zonas de accesibilidad humana imposible pero cuyo diámetro permite el paso del conjunto robotizado.

Cámaras de Inspección de Tuberías no invasiva o empujada

Este tipo de cámaras están especialmente indicadas para la inspección de zonas de las redes de saneamiento que no requieren introducirse por la misma o de aquellas que, necesitando de una visión del interior, su tamaño no posibilita el acceso de ningún robot autónomo. En particular existen.

  • Cámaras con zoom

Especialmente diseñadas para inspeccionar arquetas, depósitos y conducciones sin introducirse en la tubería, gracias a un zoom que tiene varios metros como alcance. Suelen prolongarse mediante dispositivos telescópicos.

  • Cámaras impulsadas manualmente

Empujadas mediante guías rígidas, pértigas o en estructuras que aprovechan el arrastre del agua controladas a través de un cable.